El Cabildo fomenta las energías renovables y destina más de un millón de euros para estudios de geotermia

El Cabildo, a través del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), desarrolla trabajos en Canarias para la búsqueda de recursos geotérmicos de alta entalpía en el subsuelo -aquellos capaces de generar energía eléctrica- mediante el uso y la aplicación de métodos geológicos, geoquímicos y geofísicos innovadores. En concreto, Involcan realiza labores de exploración en las islas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma, gracias a la financiación procedente de los presupuestos de los Cabildos de Tenerife (1,1 millones de euros), Gran Canaria (430.000 euros) y La Palma (300.000 euros).

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal, y el coordinador científico de Involcan, Nemesio Pérez, han dado cuenta de los trabajos que realiza la Corporación insular. Alonso ha señalado que “el impacto que la geotermia puede tener sobre el sistema energético canario es notable, dotándolo de una fuente de energía renovable, prácticamente libre de emisiones y de producción continua a todas horas todos días del año, lo que contribuiría a la reducción de los costes de generación eléctrica en Canarias. Esto nos permitiría una mejora en la seguridad de suministro, la diversificación de las fuentes de abastecimiento y la protección del medio ambiente”.

El presidente insular ha recordado la apuesta del Cabildo por las energías renovables “con una inversión de 25 millones de euros en el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) para la puesta en marcha de tres parques eólicos” y ha asegurado que la geotermia puede ser un buen recurso para el futuro “porque es una energía no contaminante, estable y continua y que ocupa poco territorio”.

Antonio García Marichal ha señalado que desde el área Tenerife 2030 se ha invertido 1,1 millón de euros en el periodo 2017 y 2018 “para realizar exploraciones y detectar las posibles zonas de aprovechamiento. Tenemos que investigar esta vía como consecuencia de nuestro volcanismo activo y hay un buen ejemplo en Azores, donde casi el 24 por ciento de la producción de la energía proviene de la geotermia. Además, hay que tener en cuenta la generación de empleo cualificado vinculado a estos proyectos, que es uno de los objetivos de la estrategia Tenerife 2030”.

Por su parte, Nemesio Pérez ha detallado las zonas en las que se encuentra trabajando el Involcan en Tenerife y ha señalado la importancia de que Gran Canaria y La Palma también cuenten con este organismo para realizar los trabajos de exploración. “Tenemos que trabajar para determinar si Tenerife tiene posibilidades de explotar técnica y económicamente la geotermia. Los análisis previos nos dicen que puede haber zonas interesantes, pero es aún temprano determinar si es aprovechable o no. Si en Azores hay centrales geotérmicas como ocurre en la isla de  San Miguel, creo que vale la pena explorar e investigar si aquí también podemos aprovechar esa fuente de energía”.

En el caso particular de Tenerife, las labores de exploración geotérmica se desarrollan tanto a escala insular como en el marco de seis zonas o dominios mineros seleccionados que llegan a alcanzar extensiones equivalentes o superiores a los 100 kilómetros cuadrados, y que se conocen por los nombres de Abeque (102 Km2), Garehagua I (100 Km2), Garehagua II (101 Km2), Berolo (130 Km2) y Guayafanta (103 Km2). Los términos municipales que albergan estos dominios mineros son principalmente los de Guía de Isora, Santiago del Teide, Garachico e Icod de los Vinos (Abeque); Arona, Adeje, Vilaflor, San Miguel de Abona y Granadilla de Abona (Garehagua I y II); Arico y Fasnia (Berolo); y Güímar, Candelaria y Arafo (Guayafanta).

Durante el periodo 2007-2014 se activó el interés por la exploración geotérmica de alta entalpía en Canarias, más concretamente en las islas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma gracias a la iniciativa conjunta de la empresa privada hispano-australiana Petratherm, el ITER y el Involcan. La inversión en ese periodo ascendió a 3,2 millones de euros gracias a los recursos obtenidos por el ITER y el Involcan (64,3 por ciento), que lograron financiación de diversas convocatorias públicas del Plan Nacional de I+D, a la empresa Petratherm (35,2 por ciento) y a la Viceconsejería de Industria y Energía del Gobierno de Canarias (0,37 por ciento). De igual forma, el Involcan y el ITER han realizado estudios de geotermia en Ecuador, El Salvador, Etiopía, Islandia, Kenia, Marruecos, Nueva Zelanda y Ruanda.

Fuente: Diario de Tenerife, 9 de febrero de 2018.